Comer sano y barato: cómo seguir una dieta saludable con poco dinero (comida económica y buena)

mayo 9, 2019  —  By

Comer sano y barato: cómo seguir una dieta saludable con poco dinero (comida económica y buena)

Eres estudiante. O te encuentras en una etapa laboral precaria. O te estás hacienda cargo
de una familia más numerosa que el ejército de Pancho Villa.
Si por la razón que sea tu situación económica no es demasiado boyante…
O simplemente quieres capitalizarte Pero entiendes la importancia de perseguir
un estado físico óptimo… (E incluso para mejorar tu situación económica
sabes hasta qué punto necesitas una energía vibrante, emociones potenciadoras y la claridad
mental que solo te proporciona la salud extrema…) Este video (pausa) es para ti
¿Preparado? Vamos allá: En suma, tu objetivo se puede resumir en:
1. Reducir la toxicidad y otros efectos adversos de cada caloría
2. Aumentar la densidad nutricional de cada caloría
3. Minimizar el precio de cada caloría Ahora te voy a dar seis consejos para lograr
esto. 1. Calidad vs cantidad
Mira a tu alrededor Si vives en un país desarrollado, verás
que nadie muere o enferma de hambre Pero sí son muchos los que enferman y mueren
a causa de una alimentación abundante pero proinflamatoria, tóxica y pobre en nutrientes
Ahora bien ¿es nuestro comportamiento consecuente con esta realidad?
Todo lo contrario Estamos tan obsesionados con ahorrar, que
a menudo las ofertas desvían nuestra mente del objetivo principal:
ACERCARNOS A NUESTRO POTENCIAL BIOLÓGICO O sea, la Salud Extrema
Pon que lanzo una super oferta en la que ofrezco tres paquetes de Tabaco por el precio de uno
¿Picarías? ¿Y qué tal esta ganga?
Tres gramos de heroína (o de crack) por el precio de uno
¿Picarías? Y entonces ¿por qué picas con la comida?
Así que a partir de ahora: Las calorías tóxicas o vacías…
No las aceptes ni regaladas Porque no suman, RESTAN
Repito: Toda caloría que no suma, resta
Así que cambia el chip y deja de pensar que comer mal es mejor que no comer, ya que lo
cierto es que a menudo (y por favor, tatúate esto):
NO COMER ES MEJOR QUE COMER MAL Dicho de otra forma:
A menos que vivas en un estado de desnutrición crónica, por lo general…
SALTARTE UNA COMIDA ES MÁS SANO QUE HACER UNA MALA COMIDA
2. Listas de compra por lugar Cuando tienes un presupuesto limitado, es
fundamental convertir tu dinero en dinero inteligente
Esto significa que has de prestar especial atención a quién te ofrece la máxima calidad
al mejor precio En un hipermercado encontrarás ese chocolate
puro que tanto has buscado En el super de la esquina, los huevos ecológicos
al mejor precio En el herbolario por el que pasas de camino
a la uni o el trabajo, las mejores manzanas… ¿Estamos?
Así que en lugar de hacer la típica lista de la compra por alimentos
Haz tu lista por establecimientos De forma que, cuando pases por cualquiera
de ellos, sepas exactamente lo que tienes que comprar ALLÍ Y SÓLO ALLÍ
3. Comida real, estacional y local A veces alguien me dice: “¿Cómo consigo
esa clase de alimentos en mi país?” Cuando resulta que su vecino está cultivando
lechugas silvestres y criando pollos salvajes Moraleja: explora tu entorno, descubre quién
te vende la comida de aquellos que la producen cerca de ti
Y, con el tiempo te irás dando cuenta de que…
En general, los alimentos de tu estación (especialmente si hablamos de frutas y verduras)
Que no han sido almacenados durante meses Ni han sido transportados cientos o miles
de kilómetros No solo son más saludables, sino también
MÁS ECONÓMICOS 4. Invierte más en los alimentos que cunden
He visto a gente escatimar con una botella de aceite
Que le puede durar semanas Y gastarse más en una copa o un cubata
Que le dura unos minutos y además no solo no le aporta nada, sino que como hemos dicho…
LE RESTA Y MUCHO Así que empieza a alimentar mejor tu cerebro
y… ¡ÚSALO!
Y aunque a veces renuncies a alimentos realmente caros como el jamón de bellota natural
Cuando se trata de alimentos que te van a acompañar durante muchos días
Como las grasas de calidad, las especias, condimentos, tubérculos, etc…
No te obsesiones con ahorrarte unos céntimos o algún que otro euro en detrimento de su
calidad Porque a la larga, te va a salir caro
5. Reinventa tu forma de socializarte Lo dicho: hay gente que se cree que no puede
salir con sus amigos sin que caigan unas copas O ese café horrible cargado de azucar
Cuando ese mismo camarero que te sirve el mojito atiborrado de alcohol, azucar y aditivos
Te puede preparar un agua con limón, con hielo picado, hierbabuena…
O un té rojo (o cualquier otra infusion) con aspecto de daikiri
Igual de glamuroso… Pero infinitamente más saludable y…
MUCHO MÁS ECONÓMICO 5. Ayuno
En algunos de mis vídeos te enseño a hacer el ayuno intermitente y te hablo de todas
sus bondades Pues bien, para obtener resultados óptimos,
¿sabías que puedes hacerlo hasta dos días por semana?
Esta práctica no solo reduce el precio de cada caloría porque…
Lo elimina directamente de la ecuación Y todo eso que te ahorras…
Lo puedes invertir en aumentar la calidad de las calorías que ingieres el resto de
la semana Además, al ayunar tu cuerpo active toda una
serie de mecanismos de reparación y depuración Con lo que también estás trabajando el punto
1, reduciendo la toxicidad y otros efectos adversos de cada caloría
Por cierto, los niños en edad de crecimiento no lo hacen
Si quieres seguir avanzando hacia la salud extrema
Suscríbete a este (mi nuevo canal) Y recuerda que vas a disfrutar mucho más
de este camino y a obtener resultados más espectaculares
Si adoptas una filosofía ganadora (libro) Y abrazas el netkaizen: la vía de la optimización
humana, integral, multidisciplinar y sinérgica O como algunos lo llaman:
El arte marcial de la felicidad